Con 37% de los votos, Llaryora será el próximo intendente
CORDOBA CAPITAL

Con 37% de los votos, Llaryora será el próximo intendente

Fuente : www.lavoz.com.ar
Si el radicalismo se reunifica, será el mayor bloque opositor en el futuro Concejo, al que llegan Quinteros, Vilches y Riutort. No hubo arrastre: en la Capital, el 49% votó a Juan Schiaretti para la gobernación.

Un hecho inédito: el próximo intendente de Córdoba fue dos veces intendente de otra ciudad: San Francisco. Un hecho objetivo: el efecto arrastre que se vaticinaba no fue tal. Martín Llaryora, el intendente electo, obtuvo casi el 37 por ciento de los votos, 12 puntos menos que Juan Schiaretti.

Ese 37 por ciento parece ser el voto que ayer cosechó el peronismo capitalino. Ese porcentaje se repite en todos los tramos de la boleta única, exceptuando el de gobernador, con el imbatible Schiaretti.

A Hacemos por Córdoba, le sobró ese 37 por ciento para celebrar: después de 20 años, volverá a gobernar la ciudad más importante de la provincia. Lo hará con una dupla que disputará la renovación peronista: Martín Llaryora y Daniel Passerini. A ellos se suman el vicegobernador electo Manuel Calvo y Natalia de la Sota, quien desde el 10 de diciembre ocupará una banca en la Legislatura provincial.

Parte de la ola que llevó a Schiaretti a rozar la mitad de los votos de la ciudad le llegó del corte de votantes de De Loredo: la diferencia entre él y Ramón Mestre fue de 61 mil votos (con el 94% escrutado), que mayoritariamente terminaron en el casillero de Schiaretti.

A 17 puntos de Llaryora, aparece Luis Juez, quien por segunda vez consecutiva quedó lejos del Palacio 6 de Julio: en 2015, sacó 114.500 votos y anoche contó 141 mil. La ciudad que alguna vez fue el bastión del Frente Cívico se volvió esquiva para su líder. En 2015, Juez pidió que no lo jubilaran anticipadamente. Anoche, ese trámite parecía inevitable para el intendente que más votos obtuvo en la historia de Córdoba, en aquel lejano 2003. Para zafar de la jubilación política, Juez deberá asumir su banca en el Concejo Deliberante e intentar reconstruir su dilapidado capital político. Él, Armando Fernández y Ricardo Aizpeolea serán los tres concejales juecistas puros.

El resto de los concejales de Córdoba Cambia es de origen radical, y se presume que hacia allí podrían peregrinar en el largo camino que le queda por transitar al radicalismo derrotado.

Aunque quedó tercero, el fuerte corte de votos a su favor coloca a Rodrigo de Loredo en una banca en el Concejo Deliberante desde donde podrá proyectarse. Conducirá un bloque de seis concejales. Si Alicia Migliore y Juan Negri arriban a esa orilla desde Córdoba Cambia, el bloque rojo y blanco tomará fuerza para constituirse en el principal bloque opositor. Quedan siete meses de transición y varios litros de café para achicar esas diferencias que hoy, con el calor de la derrota, parecen innegociables. El futuro oficialismo le reconoce a De Loredo capacidad de trabajo y templanza para liderar la oposición.

Ninguno de los radicales que estarán en el próximo Concejo tienen responsabilidad directa en la ruptura que los condenó a dejar el Palacio 6 de Julio. Si se suman los votos que obtuvieron los exsocios de Cambiemos, quizá podrían haber derrotado a Llaryora. Ese será el sapo que deberán digerir.

Con un cinco por ciento de los votos, Juan Pablo Quinteros es uno de los ganadores de ayer: luego de renunciar a su banca en la Legislatura por la división de Cambiemos, recayó en un partido minoritario sin banca en el Concejo Deliberante y logró sentarse allí con 37.500 votos. Superó a una histórica postulante: Olga Riutort, quien arañó una banca con menos de nueve votos en cada urna. El Frente de Izquierda de los Trabajadores quedó en cuarto lugar y logró una banca para Laura Vilches en el Concejo, pero perdió dos en la Unicameral. La ecuación no cierra.

Juntos, Córdoba Cambia y la UCR superan al PJ

Si se suman los votos que obtuvieron Luis Juez (Córdoba Cambia) y Rodrigo de Loredo (Unión Cívica Radical), los exsocios de Cambiemos llegaron a los 268.615 sufragios, 4.718 más que los que obtuvo Martín Llaryora. Los datos son con casi el 94% de las mesas de la ciudad escrutadas. Más que el aluvión de votos de Juan Schiaretti, la división en dos de Cambiemos aseguró la derrota en la ciudad y no pudo ser revertida por el corte de boleta a favor de De Loredo. 

Corte de boleta: Schiaretti-De Loredo 

Rodrigo de Loredo fue el gran beneficiado por el corte de boleta en la ciudad de Córdoba. Mientras que Ramón Mestre no llegó al nueve por ciento de los votos en la ciudad que gobierna, el candidato radical a sucederlo rozó los 18 puntos. El plebiscito de la gestión municipal fue lapidario. 
Esa diferencia que favoreció a De Loredo salió de votantes de Schiaretti: mientras que el gobernador terminaba la noche con casi 360 mil votos en las urnas capitalinas, Martín Llaryora estaba más de 90 mil votos abajo, sin superar el 37 por ciento. 
A De Loredo, también lo apoyó el diputado nacional del PRO Nicolás Massot, quien dirige a un puñado de dirigentes en la ciudad. Sin embargo, el comportamiento de los votantes de Córdoba Cambia fue similar en los dos extremos de la boleta que se usó en la Capital: Mario Negri logró 20 por ciento y Luis Juez un punto menos. Quizá fueron los votos PRO de Massot. 
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Aún no expresó su opinión?
Comente las noticias, intercambie opiniones con otros lectores y lectoras, enriquezca el debate.
Sobre los comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario con calumnias, injurias u otros delitos sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Esta noticia aún no tiene comentarios

Dejar un comentario

Twitter
Facebook
Galeria de videos