HCD autorizó al Municipio a elaborar derivados de la Cannabis y a ofrecerlos para tratamientos medicinales
HURLINGHAM

HCD autorizó al Municipio a elaborar derivados de la Cannabis y a ofrecerlos para tratamientos medicinales

Fuente : UnmedioenMoron
El Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó una ordenanza que faculta al cultivo público y comunitario de plantas cuyos derivados podrán ser destinados tanto para la investigación como para el tratamiento de personas que necesiten aceite o derivados

La ordenanza fue impulsada por Annanda Cultiva, una ONG local integrada por familiares de un centenar de pacientes en tratamiento. La elaboración del texto llevó más de un año y finalmente se aprobó este viernes en una sesión extraordinaria.

Se aprobaron, por unanimidad, las siguientes ordenanzas y resoluciones:

– Incorporación al sistema de salud pública municipal los derivados a base de cannabis para uso científico, médico y/o terapéutico;

– Solicitud de tratamiento a la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto de ley para la creación de un sistema integral de detección, tratamiento, cobertura y protección de las personas con fibrosis quística y declaración de interes municipal de la campaña por la ley de fibrosis quística.

– Adhesión a la ley provincial N° 13.659, para el otorgamiento de un subsidio a ex combatientes de Malvinas, que sean miembros de la Administración Pública Provincial;

-Eximiciones de tasas municipales a instituciones de bien público.

– Llamado a audiencia pública ante el pedido de cesión de media calle Santa Ana a la Asociación Vivir con Propósito.

“Fue un trabajo de mucho tiempo, ahora falta la reglamentación”, destacó Casandra Collazo, presidenta de esa ONG y cuyo hijo padece neurofibromatosis tipo 1, una enfermedad que hace que el sistema nervioso dispare tumores. Tenía un tumor en el lóbulo frontal y otro en el hemisferio izquierdo, además de epilepsia refractaria. “Al año de tomar cannabis le hicimos una resonancia y una tomografía, y salió ‘cerebro normal acorde a la edad’”, relató a Página/12.

Martín Rodríguez, presidente del HCD, explicó que el paquete aprobado ayer habilita al gobierno municipal a desarrollar “un cultivo comunitario con fines investigación y establece que los derivados de ese cultivo permitan incorporarse al sistema público, y se den para el tratamiento de enfermedades”. “Estamos habilitando a plantar y producir”, subrayó.

En este sentido se impulsó, también, la creación del Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales en el cual la sustancia podrá ser elaborada. Para ello crea un Consejo Consultivo del Cannabis Medicinal integrado por familiares de usuarios, profesionales de la temática, funcionarios, organizaciones sociales, universidades y el Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA), que garantizarán la transparencia y los derechos sanitarios de la población.

Hay otros dos distritos que tienen una legislación similar, General Lamadrid y San Vicente. La diferencia es que en ambos se autoriza la producción solo para uso científico, no para tratamientos. En este sentido, la de Hurlingham es “de avanzada”, destacó Rodríguez.

Una vez que este dispositivo esté en marcha, el aceite de cannabis podrá ser distribuido gratuitamente en centros sanitarios dependientes de la comuna, siempre y cuando cada caso cumpla los requisitos que aún se deben establecer.

El primer paso sería que el gobierno municipal suscriba convenios con el INTA y el Conicet, a fin de obtener la autorización para el cultivo comunitario. Luego, sí, se podrá “desarrollar la producción pública de cannabis en todas sus variedades y su eventual industrialización en cantidades”, tal como dice la ordenanza.

Actualmente, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) sólo autoriza la importación del aceite de cannabis para los tratamientos de epilepsia refractaria. La ley 27.350 crea las condiciones para que el Estado se ocupe de investigar, plantar, producir, comercializar el cannabis. Aunque no hubo avances al momento.

Una de las modalidades de acceso al aceite de cannabis es el autocultivo, que está bajo una zona gris en materia legal. Otra más común es su compra a través de portales web de comercialización de bienes y servicios, el problema es que no se tiene garantías de qué cepas ni qué combinación tienen, quién y cómo lo produjo, y con qué otros componentes.

La ANMAT autoriza a cuentagotas la importación de aceite y, por ello, los precios son exorbitantes. “Si se compra en el exterior, un gotero que te dura un mes vale 30 mil pesos. En cambio, en Hurlingham el acceso será público y gratuito desde el laboratorio municipal”, destacó Casandra Collazo, presidenta de Annanda Cultiva.

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Aún no expresó su opinión?
Comente las noticias, intercambie opiniones con otros lectores y lectoras, enriquezca el debate.
Sobre los comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario con calumnias, injurias u otros delitos sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Esta noticia aún no tiene comentarios

Dejar un comentario

Twitter
Facebook
Galeria de videos