Luis Castellano juró como Intendente de Rafaela
SANTA FE

Luis Castellano juró como Intendente de Rafaela

“Podemos tener distintas perspectivas, pero la prioridad de todos debe ser, primero Rafaela, segundo Rafaela y tercero Rafaela porque tenemos una ciudad pujante que mira hacia el futuro”, dijo el titular del Ejecutivo.​

 

En el marco de una sesión extraordinaria del Concejo Municipal, el intendente Luis Castellano realizó el Acto de Juramento que lo habilita a ejercer en el cargo por el período 2019 – 2023.​

Luego de la jura, el Intendente brindó un discurso en el que destacó: “Queremos que esta maravillosa ciudad sea aún mejor cuando cumpla 150 años. El 24 de octubre del año 2031 Rafaela va a cumplir un siglo y medio. Queremos llegar a esa fecha siendo la ciudad con la mejor calidad de vida del país. Una ciudad del conocimiento, universitaria, innovadora, sustentable, que le brinde oportunidades a todos, igualitaria, que abra los brazos para que todos puedan estudiar y trabajar”.​

Para este nuevo período de gobierno expresó que “tenemos por delante un hermoso desafío, pero también una enorme responsabilidad: gobernar y legislar para defender y mejorar la calidad de vida de cada vecino y vecina, siempre poniendo a la persona en el centro de nuestra política y usando nuestros oídos para escuchar y después, comprender. Ese es nuestro norte, siempre lo ha sido y no debemos perderlo nunca”.​

Haciendo referencia al inicio de su tercer mandato, Castellano expresó sentir “el mismo nerviosismo, las mismas ganas y la misma fuerza para luchar por esta ciudad que amo. Los vecinos y las vecinas de Rafaela me han honrado por tercera vez como Intendente de la ciudad y eso es un gran honor pero una responsabilidad mayúscula”.​

Recuerdos

Este acontecimiento también lo hizo reflexionar sobre sus comienzos en la vida política: “Me tocó hacer campaña en el 2001. Era muy joven, fuimos concejales con Germán Bottero. Y en el 2001 golpeábamos las puertas y la gente nos cerraba la puerta en la cara. Era la crisis más importante de la política argentina: cinco presidentes en una semana. Empezaba un cambio de época. En esa elección cuando me tocó empezar, el ganador fue el voto en blanco. Es difícil salir de ese importante número de personas que no creían en la política”. ​

“Nunca me voy a olvidar porque desde ese lugar partimos y en ese lugar estamos. Hoy tengo la posibilidad de que esos mismos vecinos y vecinas me den la posibilidad de conducir, por tercera vez, los destinos de la ciudad. Y este es un día muy especial porque debemos celebrar nuestra pequeña democracia y, fundamentalmente, la vitalidad de nuestras instituciones”, remarcó.​

También dijo que “todos los que estamos en este recinto, queremos lo mismo y estamos por voluntad de nuestro pueblo y para ratificar ese compromiso que es el bien común, con este presente pero sobre todo, con la potencia y la ilusión del futuro de esta ciudad que es enorme”.​

Tiempo de diálogo

Siguiendo la misma línea de los conceptos manifestados por el nuevo Presidente de la Nación y el Gobernador de Santa Fe, manifestó que “llega un tiempo en donde el diálogo será lo más importante de todos los días, será central para llevar adelante la gestión y reconstruir puentes para las diferencias políticas que han desgastado relaciones y puesto distancias hasta incluso, con gente amiga y dentro de las familias. El país, la provincia y la ciudad ya no resisten más grietas. Nos unimos entre todos”. ​

“La unidad en la diversidad tiene que pasar de ser un slogan político a una realidad, en la sociedad rafaelina y argentina, pero antes que nadie debemos hacerlo nosotros, los dirigentes políticos porque tenemos responsabilidades que cumplir. ¿No será hora de comenzar a innovar en la política?”, se preguntó el mandatario local.​

Además, comentó que “es una palabra muy escuchada y la llevamos a la tecnología y a las empresas. ¿Por qué no la traemos a la política? ¿No será hora de sorprender a propios y extraños dándose la mano con el supuesto enemigo? Hay que empezar a reflexionar sobre esto porque la política también se hace en cada institución, en cada vecinal, en cada club, en cada sindicato y entidad intermedia. Y el mensaje es igual para todos”. ​

Rafaela primero

“Por eso, hoy los y las convoco, a trabajar por esa Rafaela, en un marco de escucha mutua, de diálogo y de respeto, cada uno defendiendo sus convicciones y su verdad relativa, pero siempre buscando juntos esa verdad superadora y que nos permite lograr los acuerdos que nuestra ciudad necesita. Podremos tener distintas perspectivas sobre los temas que hacen al gobierno municipal, pero nuestra prioridad tiene que ser primero Rafaela, segundo Rafaela y tercero Rafaela”, señaló.​

Por otro lado, describió la realidad: “Hoy tenemos una ciudad universitaria, productiva, pujante, que puede mirar al futuro y que está bien plantada para hacerlo, pero tenemos enormes preocupaciones y grandes desafíos. El país no vive tiempos sencillos y Rafaela no es ajena. Hay dificultades generales y dolorosas: la desocupación, la inseguridad, la droga, el hambre, la pobreza, el dolor de papás y mamás que no llegan a fin de mes para alimentar a sus hijos, el dolor de filas y filas de jóvenes que buscan trabajo y no lo encuentran”.​

También el dolor “de ver cómo se agrandan día a día los comedores comunitarios, las copas de leche, las instituciones que ayudan, el dolor de mucha gente grande que no puede comprarse un medicamento para su salud. Eso es el hoy”. ​

Tiempos de gestión

Ante las dificultades que se atraviesan, enfatizó: “Son tiempos difíciles, pero son tiempos de gestión, de trabajo, de redoblar esfuerzos y compromiso, de no perder tiempo en discusiones banales que no le importan a nadie. Vayamos a buscar la solución para el que necesita”. ​

“Estoy convencido de que con una Rafaela de pie, con sus instituciones funcionando en un marco de paz, de trabajo, consensos y respetando el legado de nuestros pioneros, podremos hacer nuestro pequeño gran aporte para que Santa Fe y Argentina vuelvan a estar de pie”, declaró Castellano.​

Por último, agradeció a “todos y a cada uno de los que hicieron posible que hoy asuma mi tercer mandato, a quienes me votaron y no me votaron porque voy a gobernar para todos. Un agradecimiento a las instituciones que se hicieron presentes con sus dirigentes y a mi familia que me sostiene y me banca. Pido a Dios que ilumine nuestro camino”.

DISCURSO DE LUIS CASTELLANO

No es la primera vez que estoy frente a ustedes asumiendo este compromiso. No es la primera vez que me siento honrado, emocionado y agradecido por la confianza que cada rafaelino y rafaelina vuelve a depositar en mí. Sin embargo, se siente como la primera vez, las mismas ganas, la misma motivación de hace ya algunos años, la misma responsabilidad, pero también los mismos temores. Porque también es el mismo amor, a mi ciudad, a mi familia, a mi gente, al espacio político al que pertenezco, lo que me hace renovar cada día el deseo de seguir transformando nuestro presente y construyendo nuestro futuro.

Rafaela es una ciudad con historia, una historia de trabajo, de sacrificio, de crecimiento, de evolución. Una historia que construimos juntos, y que caminamos juntos todos los días. Conocer nuestra historia y tomarnos un ratito para reflexionar sobre ella, no significa anclarse en la melancolía del pasado, significa saber de dónde venimos, para poder elegir hacia dónde vamos.

Hablar de nuestra historia significa reconocer el esfuerzo que pusimos cada uno de nosotros para llegar hasta acá, para ser hoy una ciudad que nos llena de orgullo, que es modelo de progreso, de desarrollo productivo, de transparencia y de gestión, el orgullo de haber sido electos por un gobierno de distinto signo político, como una de las 10 mejores ciudades de nuestro país.

Significa reconocer en tantas calles y avenidas que hoy conectan cada punto de la ciudad, que hasta hace un tiempo ahí, sólo había tierra, zanja y olvido. Que hasta hace apenas un par de décadas, las cloacas, el pavimento, las calles iluminadas y el agua potable eran la realidad de algunos barrios, y la esperanza de muchos otros. Hemos trabajado mucho, hemos crecido mucho, hay cientos de obras que dan cuenta de eso, y hay muchísimas políticas públicas que hemos venido desarrollando desde hace varios años, que no nacieron de deseos aislados, sino de una planificación estratégica, trabajando codo a codo con las instituciones, con las organizaciones, con las empresas y los trabajadores, analizando y estudiando las evidencias, construyendo información confiable, con una visión clara de futuro pero con una idea mucho más clara de la sociedad que queremos construir. Y mucho de este recorrido lo hemos transitado en medio de períodos profundamente complejos para la economía nacional, que durante algunos de esos años no vio signos de crecimiento.

Sabemos que la situación actual de nuestro país es difícil, escuchamos la palabra "crisis" desde hace ya demasiados meses, se repetirse insistentemente en cada análisis, en cada opinión, en cada charla. La realidad que hoy nos toca atravesar como argentinos, nos golpea. Nos golpean los números de la economía, los datos fríos y las estadísticas, pero mucho más golpea conocer las necesidades concretas que hoy sufren millones de conciudadanos. Las cifras de un desempleo creciente, las empresas cerrando, la inestabilidad, la incertidumbre y demasiados sueños frustrados. El relevamiento socioeconómico del ICEDeL, revela que la ciudad de Rafaela ha sufrido los embates de esta coyuntura. Se debe retroceder hasta el año 2003 para encontrar indicadores laborales tan inquietantes.

También sabemos que el contexto regional no es mucho más alentador. Países vecinos, inmersos en profundas crisis institucionales, con la violencia inundando las calles, y la represión trayéndonos los peores recuerdos de una historia política reciente.

Nada de esto puede sernos ajeno. Nada de esto nos es indiferente. Pero es precisamente por esto que hoy, más que nunca, los gobiernos locales, los dirigentes políticos y aquellos que tenemos responsabilidades institucionales, debemos redoblar nuestros esfuerzos, y trabajar incansablemente para que el impacto de dicho contexto no perjudique a nuestra gente. Ese es mi desafío, y es el desafío al que convoqué al equipo de personas que me acompañarán en esta nueva gestión.

Muchas veces se intenta contraponer ideas abstractas acerca del rol del Estado sobre todo en épocas difíciles, "agrandar el Estado", "achicar el Estado". Estoy convencido de que el aporte que podemos hacer no tiene que ver con saldar discusiones históricas. El trabajo que nos convoca, que nos motiva, y que nos desvela es seguir construyendo un Estado eficiente, capaz de acompañar a cada ciudadano en cada etapa de su vida, un Estado capaz de interpretar a su ciudadanía, de dar respuesta en cada problemática, en cada urgencia y en cada necesidad. Por eso hoy estamos presentando también nuestra Escuela de Gobierno, un programa para la capacitación y formación permanente de todo el personal municipal y de nuestros funcionarios públicos.

No puedo entender a la política de otra forma que no sea poniendo al ser humano como centro de todas sus acciones, el ser humano y sus oportunidades de desarrollo como el sentido último de la política.

Esa es nuestra convicción y en ese sentido seguiremos trabajando. Seguiremos trabajando en el fortalecimiento de la sociedad en su conjunto, para continuar garantizando el acceso a los derechos básicos, pero también para conquistar junto a cada rafaelino y cada rafaelina, una mejor calidad de vida.

Durante estos años hemos logrado construir las bases de una Rafaela en permanente desarrollo, innovadora, pujante y con oportunidades para todos y todas. Esas bases vinculadas a la educación, el trabajo y la cercanía se han materializado en incontables programas que ya todos conocemos: Inclusión educativa, Empleo Joven, Rafaela Emprende, Seguila, Becas Estudiantiles, Rafaela Construye, Rafaela Impulsa, Rafaela en Acción. El sostenimiento de nuestras políticas es la seguridad de nuestras convicciones, y es también lo que hoy nos permite encarar esta nueva etapa mirando hacia el futuro.

El contexto hoy nos exige, y es nuestro mayor desafío, volver a poner en marcha la industria, el comercio y los servicios de nuestra ciudad, para reactivar la economía y promover la generación de empleo de calidad. A los indispensables cambios en la política nacional, debemos sumarle nuestros esfuerzos locales, potenciando el desarrollo territorial y económico.

También es nuestro compromiso seguir trabajando por más y mejor seguridad, esa es hoy una de las principales demandas de la sociedad. Sobre este tema me han escuchado durante estos años, trabajar y discutir fuertemente con los otros niveles de gobierno, defendiendo el derecho de los rafaelinos a vivir tranquilos y seguros. Me han escuchado reclamar a los gobiernos provincial y nacional, las políticas y los recursos que ya se han convertido en una gran deuda para con nuestros vecinos. También reclamar a la Justicia regional y federal, para articular un trabajo en equipo, una mesa de diálogo, que posibilite estrategias para combatir este flagelo.

Pero no nos quedamos sólo en el reclamo, hemos invertido, hemos avanzado desde el municipio, a pesar de todo lo que no nos llegó desde la Provincia o desde la Nación. Y no les quepa duda, seguiré haciendo lo mismo, reclamando lo que nuestra ciudad necesita y merece, reclamando un rol activo y diferente de la Justicia, pero también dando la pelea acá, de cara a nuestros vecinos. Seguiremos invirtiendo en recursos tecnológicos, en infraestructura, en personal y también en el desarrollo de programas educativos y sociales, que atacan y trabajan precisamente sobre las causas genuinas de la inseguridad.

Hoy siento una confianza renovada, la confianza de saber que con Omar Perotti gobernando la provincia, porque lo conozco, porque sé de sus preocupaciones y de cuánto le duele la inseguridad en ésta, que es su ciudad; y con Alberto Fernández gobernando el país, vamos a volver a articular esfuerzos, para trabajar en este tema, y en todos los temas que nos preocupan y nos ocupan. No volver a sentirnos solos en esta lucha. Nunca más sentirnos solos en la lucha contra la inseguridad.

Cuando hablamos de futuro podemos resumirlo en un deseo: el 24 de octubre del año 2031, Rafaela cumplirá 150 años desde el día de su formación. No es una fecha lejana, son apenas unos años, y pensar en lo que hacemos hoy, es pensar qué ciudad queremos y que ciudad necesitamos construir en el futuro.

Queremos seguir construyendo una ciudad de conocimiento, con universidades consolidadas, con el campus de la UNRaf en pleno funcionamiento, con jóvenes profesionales profesionales y trabajadores formados y capacitados aquí, con oportunidades educativas para cada uno de ellos, en lo que los apasione, en lo que deseen, potenciando todo aquello que cada uno puede dar, para sí mismo y para la sociedad que integra.

Una ciudad metropolitana, que siga creciendo, y consolidándose como referencia regional, que integra y se vincula fluidamente con las localidades vecinas, que facilita la conectividad en toda la región y se pone a la vanguardia de ese desarrollo.

Una ciudad innovadora, dinámica, productiva y que pone al ciudadano en el centro de sus estrategias de crecimiento, con empleo de calidad, que responda a las necesidades del mercado laboral del futuro.

Una ciudad sustentable, que viene desarrollando y sosteniendo a través de los años, diversas políticas de cuidado del ambiente, trabajando y comprendiendo, junto a cada generación, que sin un responsable cuidado de nuestro entorno ambiental no existe desarrollo posible.

Una ciudad igualitaria, inclusiva e integrada, que se ocupa de su gente, de su cultura, y que multiplica espacios para potenciar la convivencia, el reconocimiento de derechos, compartiendo y aprendiendo responsabilidades, para desde allí afianzar la construcción de ciudadanía, de igualdad, pero también de respeto.

Una ciudad a la altura de los cambios sociales, que acompaña los procesos culturales y se va modificando con ellos.

Una ciudad al cien por ciento, con 100% de agua potable, 100% de cloacas, 100% de gas natural domiciliario y productivo, y 100% de gas para la producción, 100% de iluminación led, 100% de accesibilidad en cada uno de los barrios, 100% de la obra de ciclovías y ciclocarriles para cuidar a los más desprotejidos en el transito. 

Vamos a renovar, refuncionalizar y modernizar el centro de nuestra ciudad, y vamos a recuperar La Recova Ripamonti, para el uso y acceso de todos los vecinos y vecinas de la ciudad, y lo haremos junto al Gobernador. 

Desde la conformación de este nuevo gabinete nos propusimos dar una clara señal a nuestra sociedad: La igualdad de género es y debe ser el signo que defina nuestro tiempo, y hacia ello debemos encaminarnos, cada día, en cada acción.

Tenemos un gabinete, conformados por algunas personas que ya me venían acompañando, pero también por mucha gente nueva, que trae nuevos aires, nuevas energía, nuevas motivaciones. Un equipo de hombres y mujeres que hoy ocupan lugares históricamente reservados para los varones. Este es un logro que por supuesto tiene que ver con una decisión política, pero que responde al momento de cambio cultural necesario que atraviesa la sociedad en su conjunto.

Me enorgullece que hayan aceptado el desafío porque se han formado para esta tarea, que se han capacitado, han estudiado, y que hoy asumen la enorme responsabilidad y compromiso de trabajar por su ciudad.

Creemos en la transparencia como pilar de gobierno, porque no olvidamos que somos representantes de una voluntad popular a la que nos debemos y frente a la cual debemos rendir cuenta. Gobernar con transparencia es gobernar mejor.

El diálogo siempre ha sido, y seguirá siendo, nuestra mejor herramienta, fundamental para la construcción de un crecimiento sostenible y perdurable.

Tenemos experiencia y sabemos de la necesidad de construir consensos para dar forma a un gobierno con mayor legitimidad, y con mayores y mejores posibilidades para trabajar de cara a su gente.

Ya lo dijo el Presidente Alberto Fernández, el día de su asunción: Tenemos que construir el tiempo en que las diferencias políticas que puedan existir, en la familia, en una mesa o en cualquier ámbito de la sociedad, puedan dialogarse, con respeto al otro, con respeto al que piensa distinto. Cuenten conmigo para construir desde esos valores, como lo hemos hecho siempre, una Rafaela, una Santa Fe y una Argentina unidas en un proyecto común y con lugar para todos.

Empecé este discurso hablando de la emoción, la responsabilidad y el amor que me genera asumir nuevamente este compromiso con ustedes, mi gente, mi ciudad. También hablé de mis temores. No es fácil, nunca lo es, asumir una responsabilidad tan enorme, con desafíos tan complejos. Pero, como el primer día en que decidí dedicarme a la función pública, trabajando por la ciudad, jamás dudé de lo que somos capaces cuando trabajamos desde el corazón, desde la coherencia, el compromiso y las convicciones.

Creo en mi espacio político, en sus ideales, en su permanente apoyo y búsqueda del desarrollo con justicia social.

Creo en formar equipos que nos obliguen a construir y perfeccionar procesos de trabajo y confío en este equipo, lleno de gente joven, capacitada y honesta.

Creo en el amor incondicional de mi familia, mi mujer, mis hijos. Creo y confío en Dios, que es mi guía.

Creo y confío en cada rafaelino y cada rafaelina.

Creo en nuestro presente, y por eso, creo en el futuro.

Los convoco hoy, nuevamente, a seguir trabajando en la ciudad que necesitamos, para seguir construyendo la ciudad que nos merecemos.

Gracias, de verdad.

Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Aún no expresó su opinión?
Comente las noticias, intercambie opiniones con otros lectores y lectoras, enriquezca el debate.
Sobre los comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario con calumnias, injurias u otros delitos sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Esta noticia aún no tiene comentarios

Dejar un comentario

Twitter
Facebook
Galeria de videos