Guaymallén vivió el cierre de Memorias en democracia
MENDOZA

Guaymallén vivió el cierre de Memorias en democracia

Tuvo lugar anoche, en Parque del Acceso Este, y estuvo dedicado especialmente al aniversario de fallecimiento de Raúl Alfonsín

«La democracia como forma de vida» es una frase que alude y, de alguna forma resume, aquel 10 de diciembre de 1983 cuando Argentina protagonizó un nuevo comienzo de la mano de Rául Alfonsín. La fecha no solo recuerda la libertad de una patria hostigada sino también, y aunque no parezca casual, el Día de los Derechos Humanos. Bajo ese lema, anoche, Guaymallén cerró Memorias en democracia con una propuesta artística que tuvo lugar en el Parque del Acceso Este. La idea fue culminar una semana repleta de actividades de diversa índole y rendir homenaje al padre de la democracia a 12 años de su fallecimiento.

En el predio se exhibió el lienzo inaugural del ciclo, con el símbolo inconfundible de Madres de Plaza de Mayo; junto a los cinco «Murales para la memoria» que se pintaron el sábado pasado en el Parque Unimev y que representan las palabras de Armando Tejada Gómez en su poema «Sencillo exilio». Patricia Giménez, presidenta del Colectivo Mendoza por la Verdad, brindó su testimonio frente al público presente e invitó a seguir luchando por la búsqueda de identidades. El periodista Walter Gazzo también pasó por el escenario para destacar la importancia de conocer la historia, en este caso, desde cada expresión que puede brindar un artista. Finalmente, la banda de profesores de la Escuela de Rock Mario Mátar puso música y voz a temas clásicos nacionales vinculados con el golpe militar; acompañados por integrantes del Ballet Municipal.

Memorias en democracia

El 24 de marzo de 1976, el país cayó en manos de un «Proceso de Reorganización Nacional». Esa autodenominación militar solo fue una excusa para perpetrar a la Argentina a siete años largos y lúgubres. Entretanto, campeones del mundo y desaparecidos; honores de guerra y soldados caídos. Hasta que un 30 de octubre de 1983, el pueblo volvió a ser libre en las urnas y lo sería más tarde en las calles, ese 10 de diciembre cuando Raúl Alfonsín juró como presidente de la República. Es inevitable pensar en la vuelta a la democracia sin hablar de Alfonsín, su figura se alza como un faro indiscutido frente a un golpe de pura oscuridad. En 1975, fundó la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la primera establecida para asumir la defensa legal de detenidos y desaparecidos; a solo cinco días de su asunción, creó la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP); y, en 1985, decretó el Juicio a las Juntas Militares. Su proyecto político fue pluralista, bajo la consigna de «libertad con justicia social» y la firme convicción de que la democracia es una fuerza movilizadora, éticamente legítima.

Seguro muchos conocen esta parte de la historia, está en manuales, en las pizarras de una escuela, en un libro de la universidad, en las generaciones añosas; pero solo retenerla en la memoria, sin beneficio de inventario, es trabajar para el futuro. Por eso, el municipio lanzó este ciclo de actividades, para reconstruir este pilar fundamental con verdad y justicia, con énfasis en la mirada local y con el anhelo de que ese «NUNCA MÁS» sea todos y cada uno de los días en Argentina.

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Aún no expresó su opinión?
Comente las noticias, intercambie opiniones con otros lectores y lectoras, enriquezca el debate.
Sobre los comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario con calumnias, injurias u otros delitos sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Esta noticia aún no tiene comentarios

Dejar un comentario

Twitter
Facebook
Galeria de videos